El Director Titular de la Orquesta Sinfónica de Chile habla sobre el repertorio que dirigirá este viernes 18 y sábado 19 de marzo en el Teatro Universidad de Chile.

Una especial invitación a los melómanos y público en general a disfrutar de los conciertos de la Temporada 2011 de la Orquesta Sinfónica de Chile hace el Director Titular de la agrupación orquestal, Michal Nesterowicz, quien dirigirá el segundo concierto de este año este viernes 18 y sábado 19 de marzo, a las 19:30 horas, en el Teatro Universidad de Chile. Se interpretará un programa con obras de grandes compositores del siglo XX: Witold Lutoslawski con Pequeña Suite ; Igor Stravinski con Suite Pulcinella y Dimitri Shostakovich con su Sinfonía Nº 1, que compuso para su examen de grado y que lo lanzó a la fama a los 19 años de edad.

Conversamos con el Maestro acerca del repertorio de este concierto y sobre la Temporada 2011, la última en que actuará como Director Titular porque durante los próximos tres años se concentrará en el mercado europeo, donde hoy está construyendo una destaca carrera con conciertos en ciudades de España, Italia y Alemania. (Ver nota)

LA INFLUENCIA DE TRES COMPOSITORES DEL SIGLO XX

El segundo programa de la Temporada que usted dirigirá el 18 y 19 de marzo tiene en común la presencia de tres grandes compositores del siglo XX: Lutoslawski, Stravinsky y Schostakovich ¿Que destacada del legado musical de cada uno de ellos? ¿Como define las obras que se interpretará de ellos en este concierto?
La clave de este concierto es presentar tres obras de tres grandes compositores del siglo XX y la influencia que han tenido en ellas otros compositores. De este modo, la Pequeña Suite de Lutoslawski es una obra que en gran medida se relaciona con las composiciones de Bela Bartok, quien incorporaba música folclórica a la música sinfónica. De una manera similar Lutoslawski, en su Pequeña Suite, utiliza la música folclórica polaca y la yuxtapone a su lenguaje musical único.

La Suite Pulcinella de Stravinsky se basa en la música de Pergolesi mientras que en la 1ª Sinfonía de Schostakovich (un gran talento musical) se pueden percibir referencias a las obras de Scriabin, Prokofiev y Stravinsky.

Esta es una propuesta muy interesante ya que, a pesar de que estas obras no sean representativas de estos tres compositores, paradójicamente han ganado un gran reconocimiento mundial y son las más frecuentemente ejecutadas de estos grandes autores.

¿Qué significa para usted volver a dirigir a Rachel Barton-Pine el viernes 25 y sábado 26 de marzo?
Siempre es un gran placer para mí trabajar con ella. Rachel Barton Pine forma parte de un grupo de violinistas extraordinarias que lo poseen absolutamente todo: una infinita imaginación musical, una técnica fabulosa y un excepcional control sobre el sonido.

La Temporada 2011 de la Orquesta Sinfónica de Chile conmemora el centenario de la muerte de Gustav Mahler con la interpretación de las Sinfonías Nº 1, Nº 2 y Nº 6, las que se agregan a la Sinfonía Nº 5 presentada con gran éxito en Santiago y Frutillar a comienzos de año. Según su opinión ¿Cuál es la esencia de la música de Mahler? ¿ Cuál es su magia? ¿Cómo logra Mahler llegar al corazón del público con una música que es definida como difícil?
Si tuviera que definir la música de Mahler, la palabra clave sería “AMOR”.
En cada sonido, en cada acorde, habla de los más bellos y cálidos aspectos y sentimientos de nuestras vidas. Fue un cosmopolita, un hombre que vivió su vida a plenitud, un erudito, un intelectual, una persona que estudió minuciosamente la historia de su nación, del mundo y de la música. Fue un hombre que se adelantó a sus tiempos, pero creó su propio universo, y éste permanece intacto hasta hoy. Su eufórica entrega y amor a la música es algo que por sí mismo nos une y fascina cada vez que nos encontramos con su creación.

Los esperamos este viernes 18 y sábado 19 de marzo, a las 19:30 horas, en el Teatro Universidad de Chile (teatro.uchile.cl).Venta de entradas en boletería del teatro (Providencia 043, Metro Baquedano) y en www.feriaticket.cl