CANTANTE BRITÁNICO Y SUS MÚSICOS DESTACARON EL ALTO NIVEL DE LOS MÚSICOS CHILENOS:

El desempeño de los músicos en la Quinta Vergara fue elogiado en forma unánime por críticos, periodistas y el público a través de las redes sociales y en comentarios online.

Sting con la Orquesta Sinfónica de Chile (Imagen: Agencia Uno)

Era uno de los días más esperados y que mayor expectativa había generado en el Festival de Viña del Mar 2011. Se trataba de un espectáculo sinfónico- “Symphonicity“- nunca antes visto en este evento y estaría a cargo de uno de los artistas pop de mayor prestigio mundial del momento – Sting- que actuaría acompañado de su banda y de la orquesta de mayor trayectoria del país, la Sinfónica de Chile, que este año celebra 70 años de vida.

El viernes 25 de febrero, pasadas las 21: 40 horas, ante una la Quinta Vergara colmada por más de 15 mil personas, los músicos de la Sinfónica de Chile comenzaron a ubicarse en el escenario todavía a oscuras, luego lo hicieron los talentosos integrantes de la banda del cantante inglés y a las 22:00 horas, se encendieron las luces y los animadores anunciaron a Sting que luego de saludar dio inicio a la que sería una noche memorable.

El cantante inglés abrió con las canciones If I ever lose my faith in you y Every little thing she does is magic en las que la Orquesta Sinfónica de Chile se escuchó espectacularmente hasta la última gradería de la Quinta Vergara.

“Estoy muy feliz de estar acá con ustedes y muy orgulloso porque detrás mío está la Orquesta Sinfónica de Chile”, dijo Sting en español a lo que el público respondió con una ovación de pié, gesto que repitió cada vez que el artista, entusiasmado con el buen resultado del show, nombró a la orquesta.

No hubo gritos, pancartas, ni mucho menos pifias, tan habituales en este evento, porque durante este extraordinario espectáculo Sting, sus músicos y la Orquesta Sinfónica de Chile convirtieron la Quinta Vergara en un teatro de conciertos donde los asistentes escucharon cada canción en silencio para estallar al final en una gran ovación.

Una vez terminada la presentación, el director del Centro de Extensión Artística y Cultural de la Universidad de Chile, Juan Goic, manifestó: “Sting fue muy generoso al hacer un reconocimiento en más de una oportunidad a la Sinfónica de Chile. Manifestó el orgullo que sentía de tocar con la orquesta y destacó junto con el director Steven Mercurio, quien lo acompaña en su gira, la gran calidad musical de los músicos de la OSCH. Fue un trabajo muy fluido, con varias etapas y ensayos. Tanto Sting como su equipo mostraron gran satisfacción con el resultado y la reacción del público fue muy entusiasta y receptiva”.

Sobre la posibilidad de que espectáculos sinfónicos como el visto sigan teniendo cabida en un evento como el Festival de Viña manifestó: “Siendo una expresión de música popular con un nivel de realización fino, con arreglos muy bien hechos que les saquen partido al color de una orquesta sinfónica, si es factible. Esta fue una bonita experiencia y los músicos que al hacerlo salen de su rutina habitual, la valoran mucho”.

EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN
El crítico del Diario El Mercurio Marcelo Contreras escribió al día siguiente de la presentación “El desempeño de la Orquesta Sinfónica de Chile, bajo el mando del enérgico de Steven Mercurio completó un cuadro imponente, francamente histórico”.

El domingo 27 de febrero el mismo medio de comunicación publicó una entrevista a la corista que acompaña en la gira a Sting, Jo Lawry, quien afirmó: “Fue un concierto fantástico, la Sinfónica de Chile, una orquesta realmente buena, el espíritu que pusieron, además de la destreza, fue maravilloso”. Ese mismo día, en la sección cartas de ese periódico el musicólogo Juan Pablo González opinó que la participación de Sting junto a la Orquesta Sinfónica de Chile en el Festival de Viña del Mar “supera con creces todo lo presentado en dicho festival y nos deja una importante lección: es posible ocupar espacios protagónicos en la cultura de masas sin renunciar a la excelencia artística, la calidad interpretativa e incluso la renovación del lenguaje. El mundo pop y la música clásica no están tan separados como la modernidad nos lo ha hecho creer…”

El crítico de Radio Beethoven Alvaro Gallegos escribió en su comentario que a pesar de no ser la primera vez que un artista del mundo popular visitaba nuestro país con un espectáculo en formato sinfónico, “sí fue la primera vez que se hizo con una orquesta establecida porque la actuación de Sting en el Festival de Viña del Mar se realizó junto a la principal orquesta profesional de nuestro país, la Orquesta Sinfónica de Chile”.
“Mucha expectación se generó en torno a esta presentación- añadió- debido a la novedad de tener en este certamen un espectáculo que conectará los mundos de la música de tradición escrita y la llamada música popular…”.

“…La orquesta tuvo la instancia perfecta para lucirse en la canción “Russians”, basada en una melodía de Prokofiev (de la suite “Teniente Kijé). Aquí la OSCH mostró todo su potencial, que resonó con fuerza en toda la Quinta Vergara…” afirmó.

“Este concierto se inscribe como un hito dentro del historia del Festival de Viña por otorgarle un altísimo nivel artístico. Reiteramos nuestras alabanzas a la Sinfónica de Chile y los felicitamos por ser parte de este evento inolvidable”, concluyó Alvar Gallegos en su comentario.
“Sting dictó una clase magistral de música! Excelente el nivel de la Sinfónica de Chile, los temas sonaban mejor que el original y en Alta Fidelidad. Ojala las generaciones nuevas aprendan que es realmente música…” Comentario publicado en La Tercera Online.
“Sting, tras una ausencia de 29 años en el Festival de Viña del Mar, logró cautivar al “Monstruo” de la Quinta Vergara, con un magnífico espectáculo totalmente sinfónico, en el que convirtió el escenario en un concierto de Ópera acompañado de la Orquesta Sinfónica de Chile…”, publicó el portal Terra.cl

“Sting realizó el viernes una soberbia presentación en la penúltima jornada del Festival de Viña del Mar, acompañado por la Orquesta Sinfónica de Chile, ante 15.000 personas”, Diario Online El País de Uruguay en una nota titulada “El deslumbrante paso de Sting por tierras chilenas”.

“La presentación de Sting en Viña del Mar fue uno de esos acontecimientos que te hacen pensar que la vida es bella. La Orquesta Sinfónica de Chile, espectacular; la voz de Sting, impecable; la gente enloquecida fue conmovida hasta las lágrimas. Afortunados los que estuvieron ahí”, Milenio Online de México.

EN LAS REDES SOCIALES
Decenas de videos de este espectáculo sinfónico fueron subidos a youtube, como el de la canción “Russians”, inspirada en una obra del compositor ruso Sergei Prokofiev que sonó mágica en la Quinta Vergara, tanto así que al terminar de cantarla Sting gritó “Orquesta Sinfónica de Chile…bravo, bravo”, mientras el público manifestaba en una ovación su asombro y placer.

Los comentarios sobre este video no se hicieron esperar en youtube: “Grande la Sinfónica…”; “Estuvo genial…no recuerdo haber estado tan concentrado en el festival como ahora escuchando a Sting y la gran Sinfónica de Chile…”; “…Sublime este show y a pesar de no ser un fanático de Sting, es simplemente histórico”; ”Este tema de Sting inspirado en Prokofiev es un deleite, y oír a la Orquesta Sinfónica de Chile es simplemente sobrecogedor, lo mejor visto en años…”

Lo mismo ocurrió con el video del tema “Every Breath you take”: entre cuyos cometarios se lee: “Sting más la Sinfónica de Chile, un show magistral…”

El día de la presentación de “Symphonicities” en el facebook de la Universidad de Chile se subieron más de 400 mensajes elogiando la participación de la orquesta en Viña del Mar.

EXPERIENCIA INOLVIDABLE
Para los músicos de la Orquesta Sinfónica de Chile que participaron en el espectáculo “Symphonicities” fue una experiencia única e inolvidable, como lo manifestaron después del concierto.

Gustavo Pastene, percusionista de la OSCH afirmó que “tocar con Sting fue impagable”. El músico tuvo el privilegio de intercambiar palabras e ideas musicales con el británico, especialmente en el ensayo anterior a la actuación oficial. “Me sorprendió su humildad, talento y profesionalismo. Sting es un músico de calidad y todo su equipo demuestra la experiencia y perfeccionamiento en este arte” y agregó: “Fue espectacular, recién estoy asimilando todo lo que pasó, fue muy importante para mí, un tremendo desafío. Ha sido una experiencia realmente enriquecedora, muy lindo todo lo que ha pasado. Los colegas de diferentes ciudades me han contactado para felicitarme”.

Los violinistas Miguel Angel Muñoz y Daniel Zelaya también destacaron el trabajo con Sting tras su paso por el Festival de Viña del Mar. Aseguraron que fueron protagonistas de “un momento muy especial” y destacaron el gran carisma, talento y profesionalismo del cantante”.

“Sting es un fenómeno artístico y fue un honor tocar con él, sentimos una gran satisfacción con este reconocimiento masivo del público a la Sinfónica”, exclamó la violinista Natalia López.

Nelson Vinot, fagot solista: “Fue muy emotivo sentir el apoyo de la gente a su Orquesta Sinfónica de Chile, fue una doble satisfacción: tocar con grandes músicos y recibir esa ovación tan masiva”.