ESPECTÁCULO COREOGRÁFICO LE SANG DES ETOILES

La exitosa obra del coreógrafo francés Thierry Malandain será estrenada en Chile por EL BANCH el 10 de junio. La primera semana de mayo comienzan los ensayos con dos asistentes de Malandain a los que posteriormente se suma el creador del espectáculo.

Ballet “La Sangre de las estrellas” de Thierry Malandain (Francia)

Ya están en Chile los asistentes del destacado coreógrafo francés Thierry Malandain. Ellos son Giuseppe Chiavaro y Francoise/Marie-Louise Dubuc, con quienes los bailarines del Ballet Nacional Chileno comenzaron la preparación del estreno de “La sangre de las estrelladas”, obra que se ha presentado en importantes salas del mundo y que ahora el público chileno podrá apreciar con EL BANCH y la Orquesta Sinfónica de Chile entre el 10 y 25 junio en el Teatro Universidad de Chile con el apoyo de la Embajada de Francia.

“La sangre de las estrellas” (Le Sang des Etoiles) es una exitosa obra  del coreógrafo frencés Thierry Malandian, director del Ballet de Biarritz desde 1998, quien trabajó a partir de mezclar temas mitológicos con las partituras de Mahler, Strauss, Waldteufel y Minkus, música que será interpretada en vivo por la Orquesta Sinfónica de Chile  que acompañará al Ballet Nacional Chileno en este ciclo de presentaciones.

Thierry Malandain ha destacado en la escena francesa como un coreógrafo capaz de poner en diálogo la tradición clásica y los lenguajes contemporáneos. En el caso concreto de “La sangre de las estrellas” esta fusión se realiza a través de un tema cargado de simbolismo, un gran baile cósmico, que es a la vez un homenaje a la naturaleza y una oración del ser humano a ella.

Desde su estreno en 2004, la obra ha cosechado los mayores elogios de la prensa francesa e internacional por su vitalidad, su humor y emotividad. También impactó el uso de la música, que mezcla lo clásico y lo irónico con una fuerte carga de sensualidad.

THIERRY MALANDAIN

Thierry Malandain (1959) bailó en el Ballet de l´Opéra de París y en el Ballet de Nancy del que se retiró en 1986, cuando tenía sólo 26 años porque ya a los 23 había iniciado su labor como coreógrafo obteniendo varios premios. Luego, fundó su propia compañía “Temps Present”. Su trabajo se destaca por inscribir la tradición clásica de la danza en un registro contemporáneo.

“La sangre de las estrellas” tiene un sentido ecologista, a la que el coreógrafo alude a través del relato de la creación mitológica de la Osa Mayor y la Osa Menor que narra Ovidio en La Metamorfosis donde relata que Zeus sedujo a la ninfa Calisto, la que nueve lunas después da a luz un hijo. Al enterarse de esto Hera, la celosa esposa del Señor del Olimpo,  la convierte en osa y la condena a errar por el bosque. Es parte del mito grecolatino en que se basa Malandian para dar forma y sentido a su creación.

Pero lejos de la mitología,  el coreógrafo francés hace referencia a la relación del hombre y el oso. “En la actualidad se sabe que en la blancura inmaculada del polo norte, situado en un extremo de la cadena alimentaria, este animal absorbe en su sangre los rechazos de nuestra despreocupación. Como ocurre con otras especies. Su supervivencia se ha convertido en la parábola de nuestro futuro”, afirma Malandain.

Luego de ser presentada en Rusia, la obra fue definida por un critico local como “un cocktail magnífico en el que se mezclan los ingredientes más inesperados: lo clásico, la danza libre, la ironía, la sensualidad, la inventiva del coreógrafo y la carne viva de los bailarines”.

Según Thierry Malandain “La Sangre de las Estrellas” es “un baile cósmico realizado en honor a la naturaleza, pero también es una plegaria que pretende que el hombre detenga la indiferencia para acoger a la naturaleza, como una madre, entre sus brazos”.