“ES EMOCIONANTE ABORDAR UNA OBRA TAN VIRTUOSA BAJO LA DIRECCIÓN DE JUAN PABLO IZQUIERDO”

El destacado músico nacional interpretará “Introducción y Allegro” de Maurice Ravel, una de las primeras obras maestras del compositor francés.

Jiménez Manuel Solista Arpa de la Orquesta Sinfónica de Chile

En una de las mejores etapas de su carrera Manuel Jiménez abordará un nuevo desafío: interpretar como solista “Introducción y Allegro” de Maurice Ravel, una de las obras más virtuosas y difíciles del repertorio escrito para este instrumento, con la Orquesta Sinfónica de Chile dirigida por Juan Pablo Izquierdo. La pieza forma parte del próximo concierto de la Temporada 2011 de la OSCH que se realizará el viernes 13 de mayo, con repetición el sábado 14, a las 19:30 horas, en el Teatro Universidad de Chile.

Junto a esta pieza compuesta por Ravel en 1905, considerada una de las primeras “obras maestras” del compositor francés, el programa incluye Passacaglia Op 1 de Anton Webern, “voz que clama en el desierto” del compositor chileno León Schidlowsky y la Sinfonía nº 4 de Johannes Brahms.

Muy motivado ante su próxima actuación, Manuel Jiménez afirma que “Introducción y Allegro” de Ravel es una obra mágica y romántica que se ocupa mucho en los concursos internacionales de arpa por su alto grado de dificultad. Yo estoy en una etapa bastante madura, pero uno nunca termina de aprender, Claudio Arrau a los 80 años decía que todavía estaba descubriendo cosas. Así es la música, influye el momento por el que pasa el artista, su carácter, madurez y sentimientos; depende de cómo enfoca la obra porque una cosa es la técnica y otra la interpretación y la emotividad que le da el ejecutante en el escenario”.

Manifiesta que ésta es una obra de cámara escrita para arpa, clarinete y cuarteto de cuerdas, pero que en esta oportunidad el Maestro Juan Pablo Izquierdo hizo una versión ampliada para orquesta de cuerdas. Es decir, arpa, clarinete, seis violines primeros, cinco violines segundos, cuatro violas, tres cellos y dos contrabajos, lo que le da una dimensión y sonido que califica como “maravilloso”.

Comenta que él había interpretado esta pieza en su forma original y que hacerla ahora de esta manera lo llena de expectativas. “Siento una enorme emoción de tocar como solista con un director de la notoriedad de Juan Pablo Izquierdo, a quien admiro y respeto mucho”.

Premiado por el Círculo de Críticos del Arte como el Mejor Músico Nacional el año 2001, Manuel Jiménez fue nominado al premio APES en 1996 y al premio Altazor en los años 2003, 2005 y 2007. Es ampliamente reconocido como un intérprete virtuoso en su instrumento y está considerado como uno de los pilares del arpa en Latinoamérica, participando en todos los Encuentros Latinoamericanos y en eventos internacionales como el 8ª Congreso Mundial de Arpa en Ginebra, Suiza.

Sobre el desarrollo de su carrera Jiménez analiza: “Cuando era niño decía que mi sueño era ser el Arpa Solista de la Sinfónica de Chile, lo que en 1986 se cumplió cuando gané el concurso para ocupar este lugar en la agrupación”. De eso han pasado 25 años y hoy, entre sus anhelos está la idea de enfocarse más adelante solamente a su rol de solista como lo hizo su gran modelo, el famoso arpista Nicanor Zabaleta. “Tengo un repertorio amplio de más de 20 conciertos de grandes compositores como Gliere, Saint-Saëns, Debussy, Ravel, Boildieu, Ginastera, Mozart, Haendel, Rodrigo, y Gliere, entre otros, los que me gustaría tocar y grabar con diferentes orquestas sinfónicas del mundo”, sostiene.

TRAYECTORIA

Manuel Jiménez realizó sus estudios de música y arpa clásica en la Facultad de Artes de la Universidad de Chile. En 1977 obtuvo una beca del National Music Camp de Interlochen en Michigan, Estados Unidos, donde fue Primer Arpa en la World Youth Symphony Orchestra. En 1981 fue becado por la Corporación Amigos del Arte y representó a Chile en el Primer Encuentro de Música Clásica de Jóvenes Latinoamericanos en Guayaquil, Ecuador.

Durante cuatro años fue becado por el Gobierno Francés para perfeccionar y finalizar sus estudios con el Maestro Gerard Devos, obteniendo el premio de Arpa en el Conservatoire National Superieur de Musique de Paris.

Participó en dos concursos internacionales: el Louis Charpentier en Paris, Francia, y en el 8ª Concurso Internacional de Arpa, de Jerusalén, Israel.

De regreso a Chile realizó en cuatro oportunidades giras a través de todo el país organizadas por el Ministerio de Educación. Ha realizado una extensa carrera tocando como solista con grandes orquestas sinfónicas y de música de cámara, además de ofrecer recitales en México. Paraguay, Bolivia, Perú, Ecuador, Venezuela, Argentina, Brasil, España y Francia .

En 1995 hizo una gira a España, tocando como solista junto a la Orquesta Sinfónica de Chile, el Concierto para arpa y orquesta del compositor argentino Alberto Ginastera.

En mayo del 2005 fue invitado a tocar como solista junto a la Orquesta Filarmónica de la ciudad de México y en el 2006 a dar un recital en el Primer Festival Internacional de Río de Janeiro (Brasil).