Un concierto de contrastes será el próximo programa de la Temporada 2011 de la Orquesta Sinfónica de Chile que incluye obras desde el periodo clásico al contemporáneo. Será dirigido por el canadiense Charles Olivieri-Munroe, recién nombrado Director Principal de la Filarmónica de Sudwestfalen en Alemania y Director Titular de la Filarmónica Checa del Norte desde hace 14 años.

Charles Olivieri-Munroe dirigirá a la Orquesta Sinfónica de Chile

Recién nombrado Director Principal de la Filarmónica de Sudwestfalen, en Alemania, y director desde hace 14 años de la Filarmónica Checa del Norte, el canadiense Charles Olivieri-Munroe, hará su debut en nuestro país respondiendo a una invitación del Director Titular de la Orquesta Sinfónica de Chile, Michal Nesterowicz, para que se hiciera cargo del duodécimo concierto de la Temporada 2011 de la agrupación orquestal que se realizará el viernes 22 y sábado 23 de julio, a las 19:30 horas, en el Teatro Universidad de Chile.

Charles Olivieri-Munroe dirigirá un interesante programa con el estreno de la obra “…Y después, silencio” del compositor chileno Daniel Osorio; el Concierto para oboe en Do mayor de Wolfgang Amadeus Mozart con la actuación del solista Guillermo Milla para cerrar con la Sinfonía nº 2 “Navidad” de Krzysztof Penderecki.

“El motivo principal de este programa es tener música de nuestro tiempo, tanto Osorio con su obra como la Segunda Sinfonía de Penderecki son obras muy contemporáneas, aunque la sinfonía fue escrita en 1980. Entonces ambas obras representan dos grandes pilares, una a cada lado del Concierto para oboe de Mozart. A primera vista puede parecer extraño, pero es importante recordar que una vez Mozart también fue contemporáneo. Yo me aproximo a Mozart como si fuera un compositor moderno más, como si estuviera dirigiendo y escuchando su música por primera vez. La música de Mozart siempre suena reciente en mis oídos”, manifiesta Olivieri-Munroe.

En la actualidad Charles Olivieri-Munroe es una personalidad clave en cada institución de música clásica en Praga, desde la Orquesta Filarmónica Checa y el Festival Internacional de Primavera de Praga a la Academia de Música de Praga donde se desempeña como director.

Elogiado por la prensa internacional, el director canadiense de 40 años debe su éxito a la combinación entre talento y carisma en el escenario. Durante su carrera ha dirigido conciertos y óperas con importantes orquestas del mundo, incluida la Filarmónica de Israel, la Filarmónica de Checoslovaquia, la Orquesta Sinfónica de Berlín, la Filarmónica de San Petersburgo, la Sinfónica de la Radio Danesa, la Sinfónica de Budapest, la Filarmónica de Varsovia, la Real Filarmónica de Bruselas, la Orquesta Sinfónica de Toronto, la Orquesta Sinfónica de Oregón y las de Nueva York, Ámsterdam, Frankfurt, Atenas, Istabul, Lisboa, Tokio, Seúl y Ciudad de México.

REPERTORIO

Compuesta por Daniel Osorio durante una estadía en Saarbrucken, Alemania, donde realizó su postgrado, la obra “…Y después, silencio” para orquesta y soprano-recitante es la tercera parte y final del ciclo “Amquack” del autor. Sobre este estreno explica que “la respiración reposa resignada de cara a la muerte que merodea y acecha según el relato poético de Nicolás Guillén”.

El Concierto para oboe y orquesta en Do mayor KV 314 fue compuesto por Mozart para Giuseppe Ferlendis, oboísta de la Capilla de Salzburgo. “El concierto para oboe de Mozart es quizás la pieza mas representativa del repertorio de este instrumento, es la carta de presentación de los oboístas. Sin embargo, a pesar de conocerlo, para mi no es un concierto sencillo. En su preparación, le he dado el mejor de mis tiempos y energías”, señala Guillermo Milla, oboe solista de la Sinfónica de Chile, quien tendrá a su cargo la ejecución de la obra. Y agrega que “es un agrado reencontrarse con Mozart, pero pararse como solista delante de la orquesta trae siempre un nerviosismo o una ansiedad, que en la medida que pasan los años, no disminuye sino todo lo contrario”.

Guillermo Milla ingresó a la Sinfónica de Chile hace 26 años (1985) no obstante confiesa que cada vez que ha tenido la oportunidad de tocar con la orquesta, siente el mismo entusiasmo y pasión que sintió desde el comienzo”.

En el cierre del programa se ha programado la Sinfonía Nº 2 de Penderecki que Charles Olivieri-Munroe ha hecho con gran éxito en Estados Unidos y Europa y que eligió por considerarla una obra “espléndida” y porque “creo que no ha sido interpretada muy a menudo, por lo menos en Santiago”.
Penderecki compuso esta obra entre 1979 y 1980 por encargo de Zubin Mehta para estrenarla con la Orquesta Filarmónica de Nueva York y según el propio compositor la Segunda Sinfonía (terminada siete años después que la primera) toma el referente de la tradición sinfónica de fines del siglo XIX (Wagner, Bruckner, Mahler, Sibelius y Shostakovich) filtrada a través de la sensibilidad y medios de expresión de un compositor con experiencia en los lenguajes de vanguardia”

Viernes 22 y sábado 23 de julio, a las 19:30 horas, Teatro Universidad de Chile
Providencia 043 (Metro Baquedano)
Entradas en venta desde $ 4.500 a $ 9.000 público general en boletería del teatro y en www.feriaticket.cl. Estudiantes $ 1.000 y $ 1.500