La destacada Maestra norteamericana respondió nuestras preguntas antes de su viaje a Chile para su debut en Sudamérica. Los invitamos a conocer a una de las directoras de orquesta más destacadas del momento, ganadora de dos Grammys por sus grabaciones con la Orquesta Filarmónica de Buffalo que dirige desde 1999.

Joann Falleta directora invitada para el Décimo Concierto de la Orquesta Sinfónica de Chile

Distinguida por su labor de difusión de la música con la Orquesta Sinfónica de Virginia de la que es su directora desde hace 20 años, podrán verla en toda su magnitud musical y artística en el  Teatro Universidad de Chile este viernes 8 y sábado 9 de julio.

¿Cómo se produjo la oportunidad de venir a dirigir a la Orquesta Sinfónica de Chile?
– Estoy complacida por la maravillosa invitación del maestro Michal Nesterowicz, Director titular de la Sinfónica de Chile para dirigir la orquesta y de tener como solista en corno al solista de mi orquesta en Buffalo, Jacek Muzyk.

¿Había dirigido antes en Sudamérica?
-Este será mi primer concierto en Sudamérica y estoy muy honrada que sea con la Orquesta Sinfónica de Chile por su reconocido prestigio.

¿Qué sabe de la Orquesta Sinfónica de Chile? ¿Cuáles son sus expectativas ante su debut?
-Estoy muy feliz de que estemos llevando a Chile una obra del compositor norteamericano Kenneth Fuchs, quien fue compañero mío en los tiempos de la Juilliard School.

El programa que interpretará Chile incluye el estreno de la obra “Cántico al sol” para corno y orquesta de su compatriota Kenneth Fuchs ¿Cómo describe esta obra? ¿De qué manera representa la música sinfónica estadounidense?
-“Cántico al sol” es una obra cálida que explota lo maravilloso del sonido, la brillantez técnica y la cantabile calidad del corno. Es una obra tonal, extensa y llena de colores.

¿Qué nos puede decir de las obras de Beethoven y Tchaikovsky que forman parte de su programa con la Sinfónica de Chile?
-Ya que estábamos estrenando una obra, quise rodearla de dos piezas románticas amadas. Son obras profundas e importantes de Beethoven y Tchaikovsky y muy queridas por el público.

¿Marca alguna diferencia desde el punto de vista interpretativo ser una mujer en el podio?
– No sé si el hecho de ser hombre o mujer marca alguna diferencia interpretativa en la dirección. Tal vez el estilo en el ensayo de una mujer tienda a ser un poco más global.

Usted está considerada como una de las mujeres directoras de orquesta más destacadas del momento ¿Cómo se llega a ocupar ese lugar?
– Me siento muy afortunada de ser capaz de trabajar como directora de orquesta, hacer música con mi propia orquesta y con una orquesta magnífica, como la Orquesta Sinfónica de Chile. Estoy muy agradecida de mis maestros en el Mannes College of Music y en la Juilliard que me permitieron estudiar dirección de orquesta en un nivel muy alto, especialmente a los Maestros Sixten Ehrling y Jorge Mester.

Llama la atención su amplia discografía con Premios y nominaciones al Grammy de producciones que ha realizado con importantes orquestas ¿Qué nuevos planes tiene en este campo?
-La grabación es muy importante para la salud de la orquesta. Nos hace buscar la excelencia y estar concentrados y atentos a cada detalle. Hemos hecho muchos CDs y tenemos un proyecto para continuar con la grabación de un próximo CD con música de Gliere, Bartok, Novak, Gershwin y Ellington.

¿Cómo define el actual momento de la música clásica en Estados Unidos?
– El estado actual de las orquestas en los EE.UU. es muy interesante. En el plano artístico, las orquestas están tocando extraordinariamente bien. El desempeño artístico de los músicos está en el nivel más alto. Pero económicamente estamos un poco frágiles. Estoy segura de que estos tiempos difíciles nos ayudarán a aprender a ser creativos e imaginativos, y estoy segura de que el futuro será aún más potente como resultado de estos desafíos.

¿Como y por qué decidió convertirse en directora de orquesta?
Comencé a estudiar música a los siete años de edad. Unos años después me enamoré de la orquesta sinfónica como agrupación al ver como todos los músicos trabajan juntos para crear una gran belleza y con el repertorio increíble que interpreta. Por lo tanto, ser directora de orquesta era mi sueño de desde que tenía 11 años de edad. Siento que mi sueño se hizo realidad.

¿Que viene después de Chile?
Después de Chile estoy viajando a Londres para una grabación con la Orquesta Sinfónica de Londres en Abbey Road; luego voy a Seúl y Pekín para los conciertos con las orquestas de esos lugares.