El Destacado director de orquesta tiene a su cargo la dirección del Festival de Verano de la Sinfónica en Santiago, un concierto en Viña del Mar y tres en las 44 Semanas Musicales de Frutillar.

El director Francisco Rettig dirigirá el Festival de Verano 2012 de la Orquesta Sinfónica de Chile

Francisco Rettig tiene una larga relación con la Sinfónica de Chile, la que se ha ido fortaleciendo y enriqueciendo con los años. La dirigió por primera vez cuando tenía  23 años de edad y había decidido que su futuro estaba en la dirección orquestal, luego de terminar sus primeros estudios musicales en el Conservatorio Nacional.

Su formación académica la realizó en la Musikhochshule de Colonia, Alemania, donde se graduó con máxima distinción en Dirección de Orquesta, Piano y Composición. Además fue discípulo de los grandes maestros Hans Swarovsky, Segiu Celibidache y Franco Ferrara, heredando lo mejor de cada uno.

Hoy es uno de los más destacados directores de orquesta en el mundo sinfónico. Ha dirigido más de 60 orquestas profesionales en los cinco continentes; ha sido premiado y reconocido por su excelente trabajo realizado en América Latina, Europa y Estados Unidos. Pese a sus constantes compromisos internacionales, nuevamente sube al podio de la Sinfónica de Chile, de la que fue su director titular entre 1985 y 1989 y que habitualmente conduce como Director Invitado.

Recientemente  elegido como el Mejor Director de los últimos quince años por la Orquesta Sinfónica Nacional de Buenos Aires, Rettig iniciará dos meses de intenso trabajo con la Sinfónica de Chile. Tendrá a su cargo el Festival de Verano que comenzará con el Concierto 71 Aniversario de la OSCH los días viernes 6 y sábado 7 de enero de 2012 en el Teatro Universidad de Chile. La celebración de este nuevo cumpleaños de la principal orquesta del país,  tendrá tres grandes invitados que llegarán con valiosos regalos: Brahms, con la Obertura Festival Académico, Beethoven con su Segunda Sinfonía y Berlioz con su obra más famosa, la Sinfonía Fantástica.

El viernes 20 de enero se ofrecerá una Gala Lírica con la participación del Coro Sinfónico y solistas,  que se repetirá el sábado 21  en la Quinta Vergara de Viña del Mar y los días viernes 28 y sábado 29  se interpretará la monumental Consagración de la Primavera de Igor Stravinsky.

¿Cómo visualiza en lo humano y lo profesional este tiempo que compartirá con la OSCH?

– Es una afortunada coincidencia que me corresponda por tercera vez, si mal no recuerdo, celebrar el Aniversario de la Orquesta Sinfónica de Chile. Humanamente me enorgullece, más aun cuando siento un particular afecto por ella. En lo profesional, siempre es interesante hacer música juntos.

¿Cómo define el primer programa con obras de tres grandes Maestros como Brahms, Beethoven y Berlioz? ¿Qué destaca del repertorio?

– Principalmente el gran desafío de tocar tres obras musical y técnicamente muy exigentes.
¿Cómo cree que recibirá el público de Santiago la Gala Lírica, una experiencia nueva en la programación de la orquesta y el coro ¿Se puede considerar como un “acercamiento” a la ópera?

Santiago, como capital, tiene un nivel y repertorio lírico muy interesantes que ofrecer al público. Una Gala Lírica, a mi manera de ver, no es un acercamiento a la ópera, sino que simplemente una muestra lírica de diferentes estilos, Arias, Conjuntos y Coros conocidos.

El tercer programa (28 y 29 de enero) trae nuevamente al repertorio de la Sinfónica de Chile la Consagración de la Primavera de Stravinsky ¿Qué sentimientos despierta en usted como director de orquesta abordar nuevamente esta obra, una de las más importantes del repertorio universal?

He tenido la fortuna de haber hecho unas 60 veces La Consagración… con diferentes Orquestas, entre ellas hace años (y más de una vez) con la Orquesta Sinfónica de Chile. Incluso la dirigí en una Coreografía de Patricio Bunster que ofreció el Ballet Nacional Chileno el año 1989. Tengo gratos recuerdos de los resultados que se lograron.

Aún así, La Consagración siempre es un desafío para todos y esta vez, en lo musical, mi planteamiento es diferente.

¿Qué ha sido lo último que ha dirigido en el extranjero? ¿Qué compromisos musicales tiene para este 2012 que comienza entre pronósticos y profecías?

Lo último ha sido casi toda la obra de Mahler; terminé con la canción de la Tierra hace unas semanas. El 2012 se viene interesante, quizás lo más importante sea mi regreso a la Nacional de Buenos Aires donde una encuesta entre los músicos me favoreció como primer mejor Director de los últimos 15 años. Empieza así, una nueva vinculación con la Orquesta.

Y en cuanto a augurios y profecías, pues, nada. Pagué caro, pero aprendí que cuando el hombre hace planes, Dios se sonríe.