En la conmemoración del Centenario del gran compositor chileno, Premio Nacional de Arte en Música 1968,  la OSCH interpretará su obra “Vitrales de la Anunciación” con la participación de la Camerata Vocal y la soprano Carolina Muñoz.  Lo acompañarán en el programa otros dos grandes Maestros de la música nacional  Enrique Soro y Acario Cotapos.

El Programa de Compositores Chilenos 2012 de la Orquesta Sinfónica de Chile dirigido por Maximiano Valdés

Con la interpretación de una de las obras más importantes de su creación, la Cantata Vitrales de la Anunciación, la Orquesta Sinfónica de Chile dirigida por Maximiano Valdés rinde homenaje al compositor chileno Alfonso Letelier Llona, en conmemoración del Centenario de su nacimiento. La obra, contará con la participación de la Camerata Vocal de la Universidad de Chile y la soprano Carolina Muñoz. Completan el programa piezas de otros dos grandes autores de nuestro país. Ellos son Enrique Soro con “Sinfonía Romántica” y Acario Cotapos con “Balmaceda”. En la interpretación de esta última actuará como narrador el destacado actor Hugo Medina. Las presentaciones se realizarán los días viernes 03 y sábado 04 de agosto, a las 19:30 horas, en el Teatro Universidad de Chile.

Premio Nacional de Arte en Música 1968,  Alfonso Letelier Llona fue uno de los principales artífices del desarrollo de la composición e institucionalidad cultural del país durante el siglo XX. Sus hijos, el compositor Miguel Letelier y la contralto Carmen Luisa Letelier siguieron su huella, alcanzando también el Premio Nacional de Artes.

“Para nosotros como hijos del compositor y como músicos, obviamente este homenaje es el más importante que se le puede tributar. Su  música, que escuchamos en nuestra infancia salir de su imaginación, que en las tardes y noches en el campo, en que él se sentaba a componer al piano, iba apareciendo frente a nuestros oídos atentos, tocados por él y muchas veces cantados por nuestra madre, es una emoción muy difícil de explicar y de superar”, recuerda.

Carmen Luisa Letelier afirma que este homenaje que la Sinfónica de Chile rinde a Alfonso Letelier es muy significativo, puesto que la obra escogida es una de las más importantes de su creación. “Refleja su profundo sentido religioso, su compromiso con el canto gregoriano, y su enorme afinidad con la Francia del Medioevo, en la cual transcurre la obra La Anunciación a María del dramaturgo francés Paul Claudel, en la que se inspiró para escribir los Vitrales de la Anunciación”, manifiesta.

La destacada cantante y académica de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile agrega que esta obra nació como música incidental para la pieza de Claudel y luego Alfonso Letelier la convirtió  en una cantata. “Paul Claudel, siendo ateo, se convirtió al catolicismo en una ocasión en que entró a la Catedral de Chartres y escuchó música gregoriana. Mi padre lo fue a visitar a su chateau en Francia para pedirle autorización para hacer la música para su obra”.

 

DISTINGUIDA BATUTA

Director titular de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico, Maximiano Valdés es uno de los directores de orquesta chilenos más reconocidos a nivel internacional.  Ha destacado por la difusión de la música de compositores chilenos,  especialmente en el extranjero donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera.

En abril de 2011, el Área de Artes Musicales de la Academia Chilena de Bellas Artes del Instituto de Chile le otorgó  el Premio Domingo Santa Cruz 2011 en reconocimiento a su selecta trayectoria como director de orquesta y a su permanente difusión de obras chilenas y latinoamericanas sinfónicas, en diversos lugares del mundo.  Junto con ello, en junio de este año la Academia de Bellas Artes lo eligió como Miembro Correspondiente, de esta institución, nombramiento académico que fue aceptado por el director  manifestando su compromiso con la academia.

Valdés dirigió durante 16 años la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias (España), realizando una destacada labor que llevó a esa agrupación a un nivel de excelencia. Fue director Invitado en los Festivales de Tanglewood, donde trabajó con Leonard Bernstein y Seiji Ozawa. Debutó con gran éxito en Estados Unidos en octubre de 1987 con la Filarmónica de Buffalo.  Dos años después fue nombrado Director Musical de esta agrupación, puesto que ocupó durante cerca de 10 años. En Norteamérica ha dirigido las orquestas sinfónicas más importantes, incluyendo las de San Luis, Nacional de Washington, Filadelfia, Montreal, Baltimore, Indianapolis, Seattle, Houston, Dallas y New Jersey y las orquestas Filarmónicas de Calgary y Brooklyn.

Ha participado también en festivales de verano como el Mann Music Center con la Orquesta de Filadelfia y en Caramoor con la Orquesta de St. Luke, en Interlochen, Grand Teton, Eastern Music Festival, Chautauqua, Music Academy of the West y Grant Park en Chicago.

Entradas desde los $12.000 a $5.000 público general. Precios Especiales Tercera edad $ 5.000 platea baja y $ 6.000 platea alta. Estudiantes desde $ 1.500. Venta a través del sistema ticketek y en boletería del teatro (Providencia 043, Metro Baquedano).