El programa, que se ofrecerá el miércoles 8 de agosto en el Teatro UChile, incluye dos obras de Mozart, además de piezas de Malcolm Arnold y Francis Poulenc.

El Séptimo Concierto de Cámara del Miércoles 8 de agosto en el Teatro UChile incluye dos obras de Mozart

El mágico sonido de la Armónica de Vidrio cautivó a Mozart durante un concierto al que asistió en Viena en 1773.  El genial compositor austriaco, a quien le gustaba experimentar con nuevos sonidos,  se propuso  componer una obra que incorporada este particular instrumento. En 1791, un año antes de su prematura muerte, la obra estaba lista. Su nombre: Adagio y Rondo en Do Menor, KV 617, originalmente escrita para flauta, oboe, viola,  violonchelo y armónica de vidrio.  La pieza forma parte del programa del Séptimo Concierto de la Temporada de Música de Cámara  de la Orquesta Sinfónica de Chile. La presentación estará a cargo de cinco destacados músicos de la OSCH y un solista invitado y se realizará el miércoles 8 de agosto, a las 19:30 horas, en el Teatro Universidad de Chile.

Participan Juan Pablo Aguayo, flauta; Rodrigo Herrera, oboe; Francisco Gouet, clarinete; Marina Martelli, fagot; Ricardo Aguilera, corno y como invitado Camilo Gouet en piano. Ellos abordarán un programa que, además del Adagio y Rondo en Do Menor, KV 617,  incluye una segunda pieza de Mozart, el Quinteto  en Mib, KV 452,  una de las obras más bellas del gran compositor. Seguirá el programa con  Divertimento para flauta, oboe y clarinete, Op. 37 de Malcolm Arnold, uno de los compositores británicos más importantes de la segunda mitad del siglo XX y para cerrar, los músicos interpretarán el Sexteto para piano y viento del francés Francis Poulenc.

COPAS DE CRISTAL

La armónica de vidrio es un instrumento diseñado por Benjamín Franklin que consistía en una serie de cálices de copas de cristal de plomo de distintos diámetros, con un orificio en su base que permitía fijarlos concéntricamente sobre un eje horizontal de acero. Debido a la dificultad para conseguir este instrumento, la obra suele ejecutarse con piano, pero hoy los avances tecnológicos permiten alcanzar su mágico sonido.

El oboísta Rodrigo Herrera afirma que “ésta es una obra maravillosa de Mozart, de las últimas que hizo antes de morir”. Explica que “como actualmente no existe el instrumento, se toca con un piano. Nosotros decidimos aprovechar la tecnología porque hoy existen sonidos ampliados que se bajan por internet, hay algunos que son extraordinariamente fieles, casi idénticos. Para ello invitamos a participar al pianista Camilo Gouet. Él es experto en esta tecnología y encontró un instrumento que suena prácticamente igual que la armónica de vidrio. Nosotros vamos a hacer una adaptación, la parte del violonchelo la toca un fagot y la parte de la viola, un clarinete.”

Entradas público general $ 3.000 a $ 4.000. Tercera Edad desde $ 2.000 a $ 3.000, Estudiantes desde $ 1.500.  2×1 presentando el Diario La Segunda del día del concierto en boletería. Venta sistema TICKETEK y en boletería del teatro (Providencia 043, Metro Baquedano) Más información  en:  www.ceac.uchile.cl