La talentosa directora de orquesta, quien tiene una Maestría en Dirección de la Escuela Real de Dinamarca y es titular de la Orquesta Sinfónica Nacional de Ecuador, debuta en Chile con un programa que define como “un viaje a Andalucía”.

Nathalie Marin. Photo Adrián Gonzalez-Guillen

Pasión y profesionalismo son las principales cualidades que han convertido a Nathalie Marin en una de las más destacadas directoras de orquesta del momento. Después de dirigir con éxito en Estados Unidos, Francia, Italia, Canadá, Dinamarca, Hungría, Austria, Cuba, Albania y China ha dirigido sus pasos hacia América Latina. Desde diciembre de 2011 se desempeña como Directora Titular de la Orquesta Sinfónica Nacional de Ecuador  y en marzo (viernes 15 y sábado 16) debuta con la Sinfónica de Chile.

Nathalie Marin fue invitada por el Centro de Extensión Artística y Cultural de la Universidad de Chile para tomar la batuta de la OSCH en el Concierto de apertura de la Temporada 2013 que, al igual que el año pasado, estará dedicado al Día Internacional de la Mujer. Ella tiene grandes expectativas para este encuentro con la agrupación orquestal  sinfónica de mayor trayectoria del país. “Dirigir una orquesta por primera vez siempre produce emoción. Compartir la pasión de un concierto con los músicos y con el público es una experiencia muy particular. Además, así como la música es el reflejo del alma, una orquesta es un poco un reflejo de la sociedad”.

Las obras del concierto también la motivan especialmente. El programa comienza con Evocación y El Puerto de la obra Iberia de Isaac Albéniz para seguir con Iberia de Claude Debussy y cerrar con las suites 1 y 2 de  El Sombrero de tres picos de Manuel de Falla.  “Es un repertorio que me encanta y me interpreta totalmente. Aunque yo no lo elegí parece hecho a mi medida porque representa el periodo de la música que más me interesa. Es difícil, pero me encantan los desafíos”, manifiesta, y lo describe “como un viaje por Andalucía”.

“Manuel de Falla y Claude Debussy son símbolos de la música española. Debussy, siendo francés estaba fascinado por  Andalucía.  Durante toda su vida sintió atracción y pasión por España. Dicen muy frecuentemente que describió España como nadie. Una de sus genialidades  fue la de apropiarse de la estética  española, pero agregándole su propio estilo francés con las armonías  y los colores orquestales”, argumenta.

Agrega que se trata de música descriptiva y a la vez sugestiva, gracias a los ritmos muy típicos del flamenco como en Iberia de Debussy o a la historia que envuelve el ballet El Sombrero de tres picos. “Asociar las Iberia de Debussy y Albéniz es una propuesta muy original. Creo que este repertorio es como un magnífico paseo por España, un viaje musical y cultural para el público”.

Entradas en venta por sistema Ticketek o en boletería del Teatro, Providencia 043, Metro Baquedano. Desde $ 5.000  a $ 12.000. Tercera edad desde $ 4.000 a $ 6.000. Estudiantes desde $ 1.500. Fonos: 978 24 80 /  24 81.

Invita a tu mujer favorita: entradas 2×1 (Sólo en boletería del Teatro)
Esta promoción es sólo para invitar a una mujer, es decir la entrada gratuita sólo la puede utilizar una mujer. En las funciones se verificará que esto sea así.