El joven prodigio del violín, Xavier Inchausti (22), vuelve a los escenarios nacionales para presentarse junto a la Orquesta Sinfónica de Chile este viernes 5 y sábado 6 de abril, a las 19:40 horas en el Teatro Universidad de Chile.

Xavier Inchausti 

El violinista argentino Xavier Inchausti volverá a sorprender al público chileno con su virtuosismo. Esta vez interpretará el Concierto para violín nº1. Op .6, una de las obras más conocidas del compositor italiano Niccolò Paganini, considerado además uno de los mejores violinistas de la historia, junto a la Orquesta Sinfónica de Chile dirigida por el italiano Marcello Panni.

A la corta edad de 9 años Xavier Inchausti comenzó a estudiar violín para transformarse en un virtuoso solista. Ha tocado con grandes orquestas como las Sinfónicas de Berlín y de Moscú y  manifiesta que siente un cariño especial por la orquesta Sinfónica de Chile, destacando  “su gran profesionalismo, excelencia y la calidez humana de sus músicos”.

Con sólo 20 años, debutó en 2011 con la Orquesta Sinfónica de Chile dirigida por el polaco Michal Nesterowicz en el Teatro del Lago durante las Semanas Musicales de Frutillar, oportunidad que obtuvo al ganar el Concurso de Ejecución Musical Luis Sigall de Viña del Mar.  El músico impresionó a los asistentes que apreciaron el talento y proyección de Inchausti.

¿Cuál es la mayor dificultad que presenta el violín?
-Además del desafío técnico tiene enormes posibilidades musicales, puede desarrollar muchas órdenes de sonidos y vibratos que es lo que hace más interesante al instrumento, permitiendo la interpretación de grandes conciertos. En este caso el de Paganini, que creo es el más lírico. El desafío es lograr el carácter y el sonido necesario para cada obra.

¿Cómo ha sido tu experiencia de tocar junto a la Orquesta Sinfónica de Chile?
-Es una orquesta con gran profesionalismo, seria y que está acostumbrada a trabajar con maestros y directores de todo el mundo, se adapta muy fácil a cualquier forma distinta de percibir la música, entiende las ideas musicales de muchos directores. Creo que musicalmente tiene una mente muy abierta.

¿Con qué se encontrará el público en el concierto de este viernes y sábado?
-Para mí Paganini es el violista más virtuoso y que más ha aportado al violín. Él desarrolló verdaderamente el violín como un instrumento virtuoso e inspiró a muchos otros.  El concierto que voy a presentar es el nº1, para mí es el más representativo porque es el más famoso,  de gran virtuosismo, muy lirico e itálico. En mi interpretación trato de ser lo más objetivo posible, obviamente uno le termina poniendo algo suyo, pero en realidad trato de ser lo más honesto con Paganini y lo que él escribió, destacar ese estilo lírico sin caer en una exageración.

¿Es una gran responsabilidad interpretar a un compositor como Paganini?
-La verdad que sí. Técnicamente lo más difícil es que al usar todo el tiempo doble cuerda como si fueran dos violines o acordes hace que el violín tenga otra polifonía, eso lo cambia completamente, le da otro recurso. Usar toda la extensión del violín también lo hace más complejo. Tocarlo es muy lindo e implica un gran desafío.