Durante este año, el Ballet Nacional Chileno ha desarrollado un desafiante trabajo artístico de la mano de coreógrafos de diversas nacionalidades. Por estos días, la principal compañía de danza contemporánea del país continúa un trabajo de workshop con Ray Sullivan,
que comenzó en enero pasado.

Taller con Ray Sullivan

El coreógrafo estadounidense posee una vasta trayectoria como intérprete y actualmente es el director artístico y coreógrafo de la Miami Contemporary Dance Company. De carácter afable y sencillo, en su trabajo con el BANCH ha logrado transmitir su experiencia y particular visión acerca del quehacer en la danza contemporánea.

“Siempre  en lo que hago, yo me siento como un niño, la vida es un aprendizaje. La danza lo que tiene, es una cierta forma de desnudez con el ser, con el cuerpo, con el espacio, hay gente mirando, tal vez suena poético pero es real, cuando me enfrento a un grupo también yo aprendo”, comenta el coreógrafo estadounidense.

Para los bailarines el proceso de aprendizaje con Sullivan ha sido muy enriquecedor, ya que se trata de un coreógrafo con estudios en numerosas escuelas y que maneja distintas formas de movimiento, tales como las técnicas de Martha Graham, José Limón, Paul Taylor, Joffrey Ballet y  David Howard. A través de sus lecciones, inculca al elenco que  el intérprete vaya desarrollando su forma y mirada de la danza a través de experiencias vivenciales y registros donde cada nuevo quehacer le permite llegar a una madurez artística,  proceso que finalmente se refleja en el escenario con el movimiento corporal.

Este trabajo del BANCH con coreógrafos de diferentes nacionalidades es posible gracias a la nueva orientación del Centro de Extensión Artística y Cultural de la Universidad de Chile (CEAC) que, además de continuar con la destacada trayectoria y calidad artística del BANCH, busca proyectarla y situarla como referente de desarrollo artístico a nivel nacional e internacional en un mundo cada vez más globalizado.