El Ballet Nacional Chileno presentó una coreografía realizada especialmente para la ocasión por su director artístico Mathieu Guilhaumon  como parte del espectáculo “Imágenes y Resonancias”,  que fue elogiado por la Presidenta Bachelet y el público asistente a la Estación Mapocho.

GALA CAMBIO DE MANDO_foto Luis Navarro Vega_Centro Cultural Estación Mapocho

Imágenes de Chile a través de música, danza, poesía y proyección de cuadros audiovisuales dieron vida al espectáculo Imágenes y Resonancias ofrecido durante la Gala de Transmisión del Mando realizada la noche del martes en la Estación Mapocho.  La presentación fue calificada por la propia Presidenta de la República, Michelle Bachelet,  “como algo precioso” al igual que por los asistentes entre los cuales destacaron las nuevas autoridades, artistas, embajadores y académicos.

El Ballet Nacional Chileno tuvo una destacada participación a través de la coreografía creada por su director artístico, Mathieu Guilhaumon, quien trabajó en base a la música seleccionada por el compositor Sebastián Errázuriz, a cargo de la dirección musical.

Mathieu Guilhaumon, de nacionalidad francesa, comentó sobre esta experiencia: “Fue un desafío y un honor iniciar el año con esta actuación.  Esta invitación es una prueba del reconocimiento al Ballet Nacional Chileno en el medio cultural.”

El coreógrafo comentó a su vez que en lo personal como director del BANCH esta nueva experiencia resultó emocionante y motivadora. “Recién llegado tuve que abocarme a esta creación que me permitió descubrir y conocer muchos elementos de la cultura chilena que me llegaron profundamente”, dijo.

La coreografía se basó en elementos relacionados a la cultura nacional como música de la Suite Latinoamericana del compositor Luis Advis (Tonada y Marcha Rancho) o la  alegoría de la cueca y tonada, Anticueca N° 5 de Violeta Parra con arreglo sinfónico de Guillermo Rifo.

Guilhaumon  reconoce que, si bien en un principio fue un poco difícil trabajar con música de raíz folclórica, finalmente resultó interesante el contraste producido entre ésta y la danza contemporánea, lo que también interesó al productor y director artístico del espectáculo Rodrigo Bazaes.

Para la bailarina Paola Moret fue una experiencia enriquecedora: “Más allá del contexto político, la gala cumplió el objetivo de Rodrigo Bazaes de ser una fiesta ciudadana a través del arte. Además, compartir escenario con alrededor de 200 artistas de distintas disciplinas resultó ser algo único para nosotros como intérpretes.”

Luego de esta presentación, el Ballet Nacional Chileno inicia una nueva etapa liderada por su director, quien estará a cargo de la coreografía de la obra La Hora Azul que abre la Temporada 2014 del BANCH con fecha de estreno el 26 de abril.