El talentoso intérprete compartirá escenario con su compatriota Leonid Grin, director titular de la Orquesta Sinfónica de Chile durante el segundo concierto de la Temporada 2015 que incluye también la Sinfonía N° 7 de Beethoven y un estreno del compositor estonio Arvo Pärt.

SASHA ROZHDESTVENSKY

El Concierto N° 1 para violín y orquesta en La menor, Op.77, de Dmitri Shostakovich está considerado como uno de los más importantes escritos para este instrumento del siglo XX. Así lo define también el virtuoso violinista ruso Sasha Rozhdestvensky, quien lo interpretará junto a la Orquesta Sinfónica de Chile durante el segundo concierto de la Temporada 2015 que será dirigido por su compatriota Leonid Grin, director titular de la agrupación orquestal que ejecutará además el estreno de la obra Si Bach hubiese sido apicultor de Arvo Pärt y la Sinfonía N° 7 de Beethoven. Las presentaciones se realizarán los días viernes 20 y sábado 21 de marzo en el Centro de Extensión Artística y Cultural de la Universidad de Chile, CEAC, ubicado en Metro Baquedano, Plaza Italia.

“Para mí el Concierto para violín N° 1 de Shostakovich es el más importante escrito, no solamente durante el siglo XX, sino de todo el repertorio compuesto hasta hoy para este instrumento”, afirma Sasha Rozhdestvensky, quien grabó esta obra bajo la dirección de su padre, el reconocido director de orquesta ruso Gennady Rozhdestvensky. “Fue maravilloso y una experiencia enriquecedora tocar y grabar este concierto con mi padre. Él conoce cada nota de Shostakovich, a quien conoció personalmente muy bien. Muchas de las indicaciones realizadas en la partitura de esta obra fueron hechas de acuerdo a las sugerencias de su autor durante los ensayos de mi padre con el violinista David  Oistrakh, quien lo estrenó”, dice Sasha.

A comienzos de 1948, cuando Shostakovich se encontraba terminando de escribir esta obra fue emitido el decreto del político soviético Andrei Zhdánov, férreo defensor del realismo soviético, corriente estética que buscaba ser la representación artística del socialismo frente a los valores burgueses y reaccionarios. La norma trajo consigo una campaña de críticas y descalificaciones contra los compositores locales, entre ellos Shostakovich, Prokofiev y Khachaturian. Diez años después estos fueron oficialmente rehabilitados por otro decreto emitido el 28 de mayo de 1958 en pleno proceso de desestalinización.

Estos acontecimientos retrasaron el estreno que fue realizado el 29 de octubre de 1955 en Leningrado y estuvo a cargo del gran violinista David Oistrakh, al que Shostakovich dedicó el concierto. “Es muy importante el hecho de que Dmitri Shostakovich lograra crear su pieza magistral en 1948, año particularmente difícil para él y algunos colegas”, destaca el violinista.

Sasha Rozhdestvensky está considerado como uno de los mejores violinistas rusos en la actualidad. Fue calificado por el gran violinista Yehudi Menuhin como “uno de los intérpretes más talentosos y refinados de su generación”. Esta será su tercera visita a Chile para tocar con la Sinfónica invitado por el Centro de Extensión Artística y Cultural de la Universidad de Chile, CEAC. En 2009 debutó en el país con una soberbia interpretación del Concierto para violín N° 4 del compositor ruso Alfred Schnittke y en 2013 hizo una versión espectacular del Concierto para violín Op.77 del alemán Johannes Brahms.

Su sólida carrera como solista y músico de cámara lo ha llevado a las salas más prestigiosas del mundo y a numerosos festivales internacionales. En su amplio repertorio la música contemporánea ocupa un lugar privilegiado. Ha grabado el Concierto Grosso N° 6 de Alfred Schinittke con la Sinfónica Real de Estocolmo y las obras completas para violín y piano de Tchaikovsky, entre otras piezas.

Cuándo: Viernes 20 y sábado 21 de marzo, a las 19:40 hrs.
Dónde: Centro de Extensión Artística y Cultural de la Universidad de Chile, CEAC, Plaza Italia, Metro Baquedano.
Entradas: Desde $ 6.000 general y desde $ 2.000 estudiantes en boletería del CEAC, o a través de daleticket.cl