Los participantes se mostraron felices ante la oportunidad de aprender y compartir junto a la compañía de danza contemporánea más antigua e importante del país.                                                      taller

Con una presentación de lo aprendido finalizó el taller que el Ballet Nacional Chileno, BANCH, desarrolló durante una semana en sus dependencias, el que estuvo dirigido a estudiantes de danza del país, en una actividad gratuita que contó con la participación de 24 jóvenes artistas.

La iniciativa, impulsada por el director artístico de la compañía, Mathieu Guilhaumon (quien actualmente se encuentra desarrollando un proyecto en el Royal Opera House de Londres), contempló clases intensivas en que los participantes tuvieron la oportunidad de aprender parte de dos coreografías del BANCH –La Hora Azul, del mismo Guilhaumon, y La Mesa aún es verde, de Caroline Finn– además de interactuar con bailarines y maestros.

“Me parece súper interesante el trabajo conjunto, poder aprender de ellos, que son el referente más importante del país en cuanto a la danza contemporánea”, señaló Francisca Barría (21 años), oriunda de Temuco, quien se inscribió inmediatamente al enterarse de la convocatoria a través de las redes sociales. Agregó que “fue una experiencia súper llenadora, los bailarines fueron muy solidarios y compañeros”.

En tanto, Andrés Herrera (25) destacó que la experiencia “me pareció enriquecedora en todos los sentidos. Compartir con bailarines que ya tienen un bagaje distinto en la danza, ampliar el lenguaje, darnos cuenta que puedes llevar el movimiento desde otro lugar”.

Junto con presentar extractos de las obras mencionadas, los participantes recibieron un certificado que acredita su participación en el taller, el que fue entregado de manos de la bailarina italiana y miembro de la compañía, Rita Rossi, quien se mostró feliz con la actividad. “Ha sido un proceso muy enriquecedor y bello, quedamos muy contentos con los compañeros viendo el resultado”. Añadió que “los chiquillos se portaron excelente, en el sentido que han tenido su mente y su corazón abierto y eso es lo que más rescato”.

Por su parte, Ana Luisa Baquedano, maestra la academia Movimiento Moderno, quien asistió a la presentación, comentó con gusto que dos de sus alumnos participaron de estas clases intensivas, en una iniciativa que calificó como muy interesante. “Encuentro que es indispensable este tipo de apertura hacia quienes se están iniciando en la danza, pues ellos tienen aspiraciones de ser profesionales. Creo que todos quieren llegar al BANCH en algún momento de su vida, y estas instancias les permiten ver cómo están, qué les falta, y conocer cómo es esta profesión”, indicó.