Tras su aclamada actuación el pasado lunes, la Sinfónica ofreció un nuevo programa que incluyó obras de Dukas, Bizet, Ravel y Franck, en una interpretación que fue elogiada por el público.

                                                   frutillar

 

Con un Teatro del Lago a capacidad completa, la Orquesta Sinfónica de Chile subió a escena por segunda vez en el marco las 48° Semanas Musicales de Frutillar, para ofrecer un concierto marcado por la presencia de compositores franceses.

“Lo veo como un caleidoscopio o viaje emocional a través del esteticismo de la vida parisina, la ciudad donde todos los compositores de nuestro programa se formaron y vivieron”, indicó al respecto el director François López-Ferrer, quien además de dirigir el concierto participó durante la tarde del miércoles en un conversatorio junto al crítico de música Álvaro Gallegos, con quien comentó precisamente algunos aspectos de las obras interpretadas en este programa, así como de los compositores que le dieron vida.

El concierto comenzó con El Aprendiz de Hechicero, una de las obras más conocidas del destacado compositor, orquestador y profesor de origen judío-francés, Paul Dukas, pieza que alcanzó gran fama gracias a su aparición en la película “Fantasía” (1940), de Disney. Luego fue el turno de Juego de niños, de Georges Bizet, seguida de Pavana para una infanta difunta, de Maurice Ravel, para finalizar con Sinfonía en Re menor, de Cesar Franck.

Replicando la excelente acogida que tuvo la Orquesta en su debut durante esta temporada en Frutillar (lunes 1), esta vez los asistentes nuevamente aplaudieron largamente a los músicos.

Entre el público presente en el Teatro del Lago estuvo el rector de la Universidad de Chile, Profesor Ennio Vivaldi Véjar, quien señaló que “fue un concierto muy bien logrado, con una interpretación excepcional. Creo que además hay que reconocer la labor del Director, pues la Orquesta sonó  realmente espectacular”.

Agregó que “la Orquesta es quizás la carta de presentación más hermosa que tiene la Universidad de Chile”, a la vez que valoró la relación que por más de tres décadas ha mantenido la Casa de Estudios con el tradicional evento lacustre.

Luego, el viernes 5, la Orquesta Sinfónica de Chile cerrará el evento lacustre junto al Coro Sinfónico de la Universidad de Chile en un programa que contempla arias y coros de las óperas más reconocidas de Verdi, Puccini, Mascagni y Leoncavallo, en un concierto que ya se encuentra totalmente agotado.