Románticos alemanes marcarán el primer concierto de la temporada oficial de La Sinfónica, que será dirigida por el maestro austriaco Martin Sieghart, y que contará con la destacada participación del pianista serbio Aleksandar Serdar.

sieghart

Con el Concierto para Piano N°3 de Beethoven y la Sinfonía N°1 de Brahms, la Orquesta Sinfónica de Chile inicia su temporada 2016 el viernes 11 y sábado 12 de marzo a las 19:40 horas en el Teatro de la Universidad de Chile.

El programa será conducido por el destacado director austriaco, Martin Sieghart, quien en 2015 ya tomó la batuta de La Sinfónica con una excelente recepción del público y de la crítica. El maestro, que ejerce como profesor en la Universidad de Graz desde el año 2000, donde está a cargo de la cátedra de dirección orquestal, dirigirá a la orquesta tanto en éste como en otros dos programas, entre el que se cuentan el concierto Especial de Semana Santa.

Sieghart, que trabaja con numerosas orquestas de distintos rincones del mundo, entre ellas la Filarmónica de Londres, Sinfónica de Viena y Filarmónica de Japón, llega nuevamente al país para hacerse cargo de dos de los programas que en principio estarían bajo la dirección del titular de la OSCH, Leonid Grin, quien debido a un imprevisto de salud no podrá viajar a Chile.

La cita musical comenzará con la reconocida obra de Beethoven, Concierto para piano N°3, el que implica grandes exigencias tanto para el solista como para el instrumento mismo, y cuyos primeros bocetos se remontan a 1797, siendo estrenado en 1803 en el nuevo Theater an der Wien, donde el propio compositor fue el solista.

Esta vez, quien estará frente al piano será el serbio Aleksandar Serdar, quien en 2014 ya se presentó junto a La Sinfónica, señalando que “estoy muy contento de volver a Chile y de tocar con esta excelente orquesta”, señaló. El solista, que ha ganado numerosos premios internacionales como el Monza, Carlo Zecchi y Vercelli-Italy, es profesor en la Academia de Música de Belgrado desde 1999 y participa como jurado en varios concursos nacionales e internacionales para piano.

Tras ello vendrá la Sinfonía N°1 de Brahms, quien dedicó al menos catorce años a completar esta obra, cuyos bocetos datan de 1862, la que fue estrenada en 1876 en Karlsruhe, Alemania, bajo la dirección de Felix Otto Dessoff, amigo del compositor.