A teatro lleno y con la presencia de reconocidas figuras del mundo de la danza y la cultura, se llevó a cabo el pasado viernes el estreno de la nueva creación del coreógrafo y Director Artístico del Banch, Mathieu Guilhaumon.

                                             web

Numerosas personalidades del quehacer artístico, cultural y social se dieron cita el pasado viernes 22 para ser parte del estreno de “Dos veces Bach”, la nueva apuesta del Ballet Nacional Chileno, obra en la que participan bailarines invitados del Ballet de Santiago, el compositor Sebastián Errázuriz y cuatro destacados músicos de la Orquesta Sinfónica.

Así, hasta el Teatro U. de Chile llegaron figuras como el ex Presidente Ricardo Lagos, acompañado de su esposa, Sra. Luisa Durán; el Ministro Presidente del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, Ernesto Ottone Ramírez; autoridades de la Universidad de Chile encabezadas por el Prorrector, Sergio Jara Díaz; la Vicerrectora de Asuntos Académicos, Rosa Devés; el Vicerrector de Asuntos Estudiantiles y Comunitarios, Juan Cortés; el Director del Centro de Extensión Artística y Cultural, CEAC, Diego Matte; además de reconocidos artistas y personas vinculadas al mundo de las artes.

El ciclo, denominado “Danza y Música” busca resaltar la relación entre ambas manifestaciones artísticas. En esta línea, el coreógrafo y Director Artístico del Banch, Mathieu Guilhaumon, decidió tomar una de las grandes obras del compositor germano Johann Sebastian Bach, como base de inspiración para su nueva propuesta:  Variaciones de Goldberg. “Elegí esta música porque es una obra muy interesante a nivel de la construcción. Si vemos la estructura de la composición podemos ver es que muy matemática, pero finalmente también muy armónica”, señala el coreógrafo.

De este modo, el destacado pianista Luis Alberto Latorre, con una impecable interpretación, da vida a seis de esas Variaciones durante la primera parte. En tanto, el compositor chileno Sebastián Errázuriz toma como referencia esta obra para crear una recomposición que se escucha en la segunda mitad, en la que incorpora tres instrumentos de cuerda, con Juan Goic en violonchelo, Miguel Ángel Muñoz en violín y Claudio Gutiérrez en viola, quienes también forman parte de la puesta en escena.

A todo ello se suma la participación de cuatro bailarines del Ballet de Santiago: Romina Contreras, Ethana Escalona, Gabriel Bucher y Agustín Cañulef, generando una fusión única entre la danza clásica y la contemporánea.

El resultado, una obra que logró cautivar a los asistentes.

“¡Me encantó! Es una obra que está muy bien lograda. Me encantó la técnica, me gusta mucho el flujo de movimiento que tiene Mathieu, es hermoso”, comenta la reconocida coreógrafa australiana radicada en Chile, Karen Connolly. Agrega que es una admiradora del trabajo de Guilhaumon y del lenguaje que utiliza, señalando además que “Yo creo que hay buena danza y mala danza, y Mathieu logró hacer maravillosamente la buena danza. Además, rompió barreras entre el Ballet Nacional Chileno y el Ballet de Santiago, eso es muy lindo”, puntualiza.

La obra continuará con funciones los días miércoles 27, viernes 29 y sábado 30 de julio, además del viernes 5 y sábado 6 de agosto, todas a las 20 horas en el Teatro U. Chile, con valores que parten en los $4.800 para estudiantes y tercera edad.

 

CUÁNDO: JULIO
                     Miércoles 27, viernes 29, sábado 30.
                     AGOSTO
                    Viernes 5 y sábado 6.
                    Todas las funciones a las 20:00 horas.
DÓNDE: Teatro U. de Chile (Metro Baquedano).
PRECIOS: $8.000 valor general.
40% dscto. estudiantes, 3ra edad y funcionarios U. Chile.
30% dscto. socios Coopeuch, Club La Tercera y Flying blue Air France.
ENTRADAS: En boletería del Teatro, o a través de www.daleticket.cl.