El programa N°12 de la orquesta irá desde inicios del siglo XIX, con los alemanes Beethoven y Von Weber, hasta los sonidos contemporáneos del compositor polaco Krysztof Penderecki y su Concierto N°2 para violonchelo, con Celso López como solista.

 

 

El director holandés Daniel Raiskin tomará por segunda semana consecutiva la batuta de la Sinfónica Nacional de Chile para dirigir un programa con obras de tres destacados compositores europeos, en un concierto que contará además con el destacado chelista e integrante de la orquesta, Celso López, en calidad de solista.

El programa comenzará con Obertura Euryanthe, de Carl Maria von Weber, parte de una ópera cuyo libreto se basa en un cuento medieval francés. La obra, estrenada en Viena en 1823, no obtuvo entonces el éxito esperado por su compositor, sin embargo, el aspecto musical sería rescatado hacia comienzos del siglo XX, consolidándose su obertura como pieza orquestal de concierto.

Tras ello vendrá el salto a lo contemporáneo y el estreno en Chile del Segundo concierto para violonchelo, del polaco Krysztof Penderecki. “Si bien el público en general podría pensar que no ha tenido mucho contacto con la música de Penderecki, la verdad es que lo han escuchado muchas veces en las bandas sonoras de películas de Scorsese, Kubrick o David Lynch”, comenta el chelista Celso López, quien será solista en esta obra.

Agrega que “Si bien la mayoría de esa música (para cine) pertenece a su primer período, más especulativo y vanguardista, este Concierto Nº2 para violonchelo y orquesta pertenece a su segundo periodo de escritura, mucho más tradicional, romántico y grandilocuente, donde hace uso de la orquesta a la manera de los grandes sinfonistas, sin dejar de lado por supuesto su personal lenguaje”.

La obra, que data de 1982, “no está escrita en movimientos si no que es un solo gran cuadro donde alterna momentos musicales contrastantes”, añade López, destacando a su vez que se caracteriza por una ser una pieza de gran dificultad técnica tanto para el solista como para la orquesta y el singular empleo de la percusión.

La cita musical finalizará retornando al Romanticismo y una de las figuras claves en sus inicios: Ludwig van Beethoven y su Sinfonía N°7, obra en la que comenzó a trabajar en 1811 y que fue estrenada dos años más tarde, siendo dedicada al Conde Moritz von Fries.

El programa, que cuenta con el apoyo de la Embajada de Polonia, se presentará el viernes 25 y sábado 26 de agosto, desde las 19:40 horas en el Teatro de la Universidad de Chile, con entradas van desde los 6 mil a los 15 mil pesos, y descuentos de hasta 40% para estudiantes y adultos mayores, entre otros.

 

 

CUÁNDO: Viernes 25 y sábado 26 de agosto, 19:40 horas.
DÓNDE: Teatro U. de Chile (Metro Baquedano).
PRECIOS: Desde $ 6.000 a $15.000 valor general.
40% dscto. para estudiantes, tercera edad y funcionarios U. Chile.
30% dscto. socios Coopeuch y pago con tarjeta Club de Lectores El Mercurio American Express (20% dscto. presentándola). Descuentos válidos sólo para compras en boletería.
ENTRADAS: En boletería o por ticket.dale.cl