GIRAS

El Ballet Nacional Chileno ha realizado presentaciones a lo largo de Chile en numerosas ocasiones, así como en distintas ciudades del mundo tales como, Buenos Aires, Mendoza, Rosario y La Plata (Argentina); La Paz, Cochabamba, Santa Cruz de la Sierra, Sucre (Bolivia); Río de Janeiro y Sao Paulo (Brasil); Lima (Perú); San José (Costa Rica); Guadalajara, Estado de Chiapas, San Luis de Potosí, Ciudad de México (México); Canadá; Nueva York y San José de California (Estados Unidos); Sibiu y Bucarest (Rumania) y Montevideo, Rivera, Paysandú, Rocha, Carmelo, Salto y Colonia (Uruguay).

PREMIOS

El Ballet Nacional Chileno ha sido distinguido a través de su historia con diversos premios, obtenidos tanto por sus bailarines y coreógrafos como por sus montajes.

El Círculo de Críticos distinguió en 1959 a Patricio Bunster, en 1977 premió la coreografía La Vida de Rosa de Rob Stuyf, en 1986 premió a la bailarina Cecilia Reyes, en 1999 al coreógrafo Jaime Pinto por su obra Cellísimo, en 2000 se le entregó una distinción especial al coreógrafo Oscar Araiz por su obra El Mar, estrenada ese año por el Ballet Nacional Chileno.  En 2002 se le otorgó el Premio en Danza Internacional al Director Artístico del Banch Gigi Caciuleanu y en 2004 se distinguió la reposición de la obra Carmina Burana de Ernst Uthoff, entre otros.

La Asociación de Periodistas de Espectáculos, APES, también ha reconocido la excelente labor de la compañía.  En la categoría “Mejor Montaje en Ballet” han sido premiadas con el APES las obras: Vindicación de la Primavera (1989), Ciudadela (1990), Anne Frank (1991), Carmina Burana (1993); Cuatro Janis para Joplin (1994), Antárctica (1996), Mozartíssimo (1997), Libertango (1998), El Mesías (1999), Cortometraje (2002), París-Santiago (2003) y Noche Bach (2005).

Como mejores figuras, han recibido el Premio APES: Cecilia Reyes (1990), Rosa Celis (1991), Mónica Valenzuela (1994), Alfredo Bravo (1997), Carola Alvear (2000), Jorge Carreño (2002), Paola Moret (2005), Alfredo Bravo (2006), Vivian Romo (2007) y Kana Nakao (2009).

Con el Premio Altazor, que otorgan los propios artistas a sus pares, resultó ganador el bailarín Alfredo Bravo (2000 y 2005), Jorge Carreño (2001 y 2004), Paola Moret (2004, 2005 y 2008), Vivian Romo (2002), Carolina Bravo (2007), Cristián Contreras (2007), Kana Nakao (2012), Gigi Caciuleanu por las obras Gente (2002) y Cuerpos (2003), e Isabel Croxatto por Simulacro de Alta Costura  (2012). El Círculo de Críticos de Chile otorgó mención especial “Premio Bicentenario” al Ballet Nacional Chileno en 2010, por su trayectoria y aporte al arte y la cultura del país.